En el mundo empresarial uno de los elementos claves para el posicionamiento y consolidación de un negocio, es desarrollar una ventaja competitiva.

¿Qué es una ventaja competitiva?

Es pocas palabras, es la o las características que una empresa o negocio tiene que las hace diferente de las demás competidoras del sector y que a la vez la hace atractiva para sus consumidores.

Snapchat nació como una red social enfocada en los adolescentes y personas menores de 25 años, las cuales querían compartir fotos y videos, pero sin dejar evidencias, ya que las fotos y videos compartidos se eliminan a las 24 horas.

Bajo este concepto de comunicación instantánea y “efímera”, inicio una empresa que en poco tiempo (fundada en el 2010) se convirtió en una opción frente a redes sociales tradicionales como Facebook, Instagram, Twitter. 

La ventaja competitiva de Snapchat radicaba en ofrecerle a sus usuarios la “seguridad” de que sus fotos y videos no podrían ser guardados y usados por los demás miembros de la red, al “desaparecer” una vez fueran visualizados o cumplido las 24 horas desde su publicación.

Este diferencial fue la punta de lanza de esta compañía, que al sumarse con el paso del tiempo los stickers, los filtros a, las historias y otros complementos, se convirtió en la red social preferida para los menores de 25 años.

Ofreciéndole a sus usuarios una experiencia única bajo la personalización sus fotos, videos, stickers y similares.

Snapchat entendió que para su público era fundamental poder diferenciarse y ser únicos, por lo cual se enfocó en permitir experiencias únicas, llegando incluso a ofrecer filtros/stickers para los eventos importantes del año en diferentes partes del mundo.

Con un nicho de mercado consolidado y con casi 158 millones de usuarios[1] los cuales enviaban en un día más de 14 millones de fotos y videos, la compañía estaba lista para dar el gran salto a la bolsa de valores y llevar de esa forma llevar su negocio al siguiente nivel.

 

Es así como la compañía ingresa a la bolsa de valores a un valor base por acción de U$17 el 2 de marzo y solo en el primer día logró una valorización del 44% (CUARENTA Y CUATRO POR CIENTO) llegando a los U$24.48 al final de la jornada.

Si realizáramos un corte de tiempo acá, podríamos decir que sería la historia de éxito de otra empresa de tecnología que demostró que en esta era digital cualquier idea o modelo de negocio puede ser exitoso; pero la realidad es que el panorama actual de SNAPCHAT dista mucho de ser paradisiaco.

Ya que dos meses después (11 de mayo) la acción se cotizaba solo a U$18.44 es decir, registraba una caída del 25% comparado con el precio de cierre del primer día (U$24.48)

Esta   gran caída en su cotización se debió a los pobres resultados de la empresa, donde se destacan perdidas por U$2.200 millones en el primer trimestre del año, en ese mismo periodo su número de usuarios solo se aumentó en 8 millones. Para llegar a 166 millones de usuarios activos diarios.

 

Son muchos los factores administrativos/gerenciales a los que se le adjudicar los malos resultados de la compañía (falta de un modelo de negocio claro, problemas en la monetización), pero detrás de todos ellos hay un solo problema central y ese la pérdida de su ventaja competitiva.

 A los directivos de SNAPCHAT se les olvido que no es suficiente con tener una ventaja competitiva, sino que se requiere que está sea sostenible en el tiempo y difícil de copiar; y esto último es lo que le ha pasado a la firma desde Instagram y Facebook (ambas de Mark Zuckerberg,) empezaron a copiar en sus redes los diferenciales con los que contaba Snapchat.

El primer diferencial que perdió la empresa fueron las historias (Stories) fotos o videos que desaparecían a las 24 horas de su publicación, dicha función fue añadida primero a Instagram y posteriormente a Facebook; pero la pérdida de su ventaja competitiva no se detuvo, ya que luego Instagram agregó/copio los mensajes (fotos/videos) que desaparecen una vez que son visto.

Lo anterior hizo que muchas personas dejaran de usar en forma frecuente Snapchat y migraran o retomaran a Instagram, ya que además de compartir sus fotos y videos con un mayor número de personas.

Adicional al hecho que ahora contaban en un solo sitio (app) con lo mejor de ambas redes sociales.  Y como si fuera poco ayer se produjo el más reciente golpe en la mermada ventaja competitiva de Snapchat, y fue el hecho de que Instagram acaba de agregar los filtros que permiten personalizar las fotos y videos que se compartimos y que antes eran solo exclusivos de Snapchat.

Esto último para muchos, más que un fuerte golpe se considera casi como una puñalada mortal a Snapchat y a su modelo de negocio actual.  Siendo esta imagen de Pictoline la representación más exacta de la situación de la compañía.

¿Es este el fin de Snapchat?

Para nada, la empresa sigue teniendo un nicho mercado consolidado, con medios para mantener gran parte de sus usuarios actuales, como es el caso de los servicios eróticos que se ofrecen en su plataforma(investiguen). La labor que tiene Snapchat por delante es la de reinventar parte de su modelo de negocio y adaptarse/adelantarse a las nuevas tendencias y dinámicas del mercado.

Recordemos que no ha salido la primera empresa que tuvo un inicio complicado cuando salió a bolsa de valores.  Un caso reciente es de su actual competidor Facebook (dueño de Instagram) cuando en su primer año de operación en bolsa presentó resultados decepcionantes; pero esta situación lo llevo a cambiar su modelo de negocio dejar de centrar su publicidad en computadoras y centrarse en publicidad para dispositivos móviles.

Este cambio en la estrategia de Facebook junto a otros implementados les permitió consolidarse como una empresa líder en su sector y contar con el musculo financiero y “creativo” para ser ahora la pesadilla de Snapchat.

Así que ahora es el momento de Snapchat de reinventarse o seguir el camino de empresas como Yahoo.

Alexander Asprilla Dediego

Twitter @alasde

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

[1] Cifras a enero del 2016

 

 

 

 

 


Buscar