Poco hablo del hecho de también soy asesor y consultor político y desde que hace dos años (2015) retomé esa área, trabajando activamente asesorando y acompañando a dirigentes políticos en diferentes regiones del país.

Una de mis clientas es concejal por el partido verde en el valle del cauca. Y fue así como en la primera cumbre departamental del partido Alianza verde, realizada el 4 de junio en Andalucía del Valle conocí a Claudia, y lo primero que le dije fue: “Claudia el peor que cometiste fue la alianza con Fajardo”; Su cara de asombro fue un poema, pero en ese momento no me dijo nada.  Al final de evento retomo mi comentario y se refirió a las cualidades de Sergio y del porque sumarlo a la coalición.

 Al final de cuentas el tiempo me dio la razón y les quiero compartir lo que sabía con casi certeza que iba pasar.

Fajardo A.K.A el Faraón siempre se ha  considerado el rey del voto de opinión y bajo ese ideal para las elecciones del 2010  creía que sería él el único que podría representar a ese porcentaje de la población que no se identifica con la política tradicional.

Pero en ese momento surgió algo impensado tanto para él como para el panorama político del país de la época y fue la consolidación (también lo inflaron un poco para contrarrestar a Vargas Lleras) de Antanas Mockus como la alternativa a la continuidad del Uribismo representado en ese momento por Juan Manuel Santos (ya sabemos cómo termino)

El posicionamiento de Mockus como líder y referente del voto de opinión y de sectores disímiles a Uribe; obligó a Fajardo a ser la opción vicepresidencial de Mockus, claro, no sin antes recibir un pago por ello ($ 48 millones).  

A la final sabemos que Mockus estuvo cerca de ser presidente, pero unos errores inocentes le permitieron a Santos el “elegido” de Uribe ser presidente del país.

Fajardo aprendió de los errores que cometió hace 7 años y por eso no se iba a arriesgar a perder de nuevo el liderazgo del voto de opinión, para lo cual cambio su estrategia.

Así que ,Sergio en lugar de irse solo de nuevo en la búsqueda de consolidarse como la “alternativa” para el voto de opinión y de aquellos que no son santistas o uribistas. 

Decide aplicar una estrategia similar a la del ciclismo, en la cual dejó que Claudia se diera a la “fuga” en los primeros tramos de la contienda electoral ocupando ella todos los reflectores y la vez sufriendo todo el desgaste de su lucha titánica, pero casi solitaria frente a la corrupción rampante  y  las  maquinarias  políticas, al  liderar la consulta anti corrupción, lo cual le dio gran visibilidad y aceptación entre muchos colombianos que la veían a ella como la opción para una transformación del país.

Así que mientras Claudia se “escapaba” al principio de la carrera presidencial,  Sergio teniendo claro que en Colombia la presidencia se define en los últimos 3-4 meses, se quedó como  jefe de escuadra  en el pelotón organizando  tranquilamente su estrategia (ataque) junto a sus colaboradores (gregarios) quienes viene a su lado desde que fue alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia; muchos de los cuales se siguen alimentando del erario público.

Ya que la realidad es que, a diferencia de Claudia quien no cuenta con mayor apoyo o respaldo que su voluntad y los voluntarios que creen en su causa; Fajardo   cuenta con una gran maquinaria a su favor, la cual trata de ocultar con su discurso y apariencia de “independiente”.

Se los resumo así, Sergio tiene de independiente lo que yo tengo de blanco.

Y bajo ese escenario Fajardo tenía claro que su  estrategia era dejar que López  liderara y se desgastara  poco a poco, mientras  que él, al formar  parte de la alianza iba ganando mayor visibilidad  nacional y le recortaba distancia a ella y de esa  forma llegaría preparado para lanzar el  zarpazo  en el  embalaje final (mecanismo de selección del  candidato de la alianza)  donde pondría a  funcionar a su  gran maquinaria política y empresarial  y se  consolidaría como el “justo” ganador  y representante del voto  de opinión y de aquellos que busca una opción más allá  del santismo y del uribismo.

 

En junio cuando conocí a Claudia pensé que la “coalición” llegaría hasta las elecciones al congreso de marzo de este año, donde se realizaría la consulta entre los precandidatos (López, Fajardo y Robledo) momento donde Sergio movería su maquinaria y lograría su coronación. 

Pero Sergio fue más astuto y movió en forma más  estratégica su maquinaria y por medio de “influenciar” en las encuestas y sondeos de opinión se “consolido” como el favorito, por lo cual el 10 de Diciembre  muchos  colombianos se despertaron con la noticia de que  sería desde ya, el candidato  único de la Coalición Colombia

 

¿Y cuál es la maquinaria de Sergio Fajardo?

Nada más y nada menos que el respaldo del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) un conglomerado de más de 100 empresas que se lidera desde 3 grandes marcas: Grupo Argos, Grupo Nutresa y Grupo Sura; Esta última, es dueña de Bancolombia (el banco más grande del país), esto les dará un ejemplo del inmenso poder político y económico que tiene el GEA a disposición de Fajardo.

Y con todo ese poder a su disposición y sumado a unos cuantos con los principales medios de comunicación del país (Bogotá, Cali, Cartagena, entre otros), desde cuando era gobernador de Antioquia, le permitió influenciar en las diferentes encuestas y terminar el año siendo el candidato de la Coalición Colombia.

 

Fuente: Auditoria General de la Nación.

El error de Claudia fue invitar a Sergio a formar una coalición, López pensó que necesitaba a Fajardo para fortalecer su propuesta política, pero en realidad era el quien la necesitaba a ella para que le facilitara el camino para lograr su consolidación faraónica.

 Si quieres escuchar el podcast  https://www.spreaker.com/user/alasde/el-error-de-claudia-lopez-al-unirse-a-fa

Si quieres ver el video  https://youtu.be/GGBxDYJ5k1U

________________

 

Alexander Asprilla Dediego

@alasde

 


Buscar