Siempre que se analizan el mercado laboral, se centra la mirada en las cifras correspondientes al número de personas ocupadas, desocupadas e inactivas, pero  poco o nada se dice sobre las personas que son subempleados subjetivos  u objetivos.

En primer lugar definamos que es subempleo subjetivo y objetivo.

Forman parte de los subempleados subjetivos, las persona  que en este momento se encuentran empleadas, pero que están inconformes con su trabajo está inconformidad puede ser por la baja remuneración, el ambiente laboral, la actividad que realizan, entre diferentes elementos que hacen que no se sientan realizados en su ámbito laboral actual; pero estos subempleados pese  a estar inconformes no realizan ninguna actividad que les permita mejorar o cambiar su estado actual.

Se terminan los Juegos Olímpicos de Londres 2012, certamen que dejará una huella en la historia de deportiva del país, por ser está la participación que más medallas le ha dado al país desde que participa en estas justas con 8 medallas (1 de oro, 3 de plata y 4 de bronce).

Hablar sobre la forma como se logro está gran gesta ya sea por el poco o elevado aporte del estado colombiano y sus diferentes entidades a los deportistas que dejaron alma vida y corazón en cada una de sus actuaciones, es algo sobre lo que ya se ha escrito mucho tanto por verdaderos conocedores del tema como por muchos “expertos” de último minuto.

Por lo cual no me referiré a ese tema, hoy quiero hablar sobre el artículo Pifias Olímpicas en los pronósticos de los economistas” del diario La República (LR) publicado el pasado 10 de agosto, el cual además es la portada de esa edición del diario de economía y finanzas del cual soy suscriptor.

El gobierno  de Álvaro Uribe  pasará a la historia por muchos aspectos únicos e irrepetibles, algunos buenos y otros malos esto según la óptica con que se mire, uno de esos aspectos tan únicos de su  gobierno y que difícilmente se repetirán en otro gobierno fue el denominado “efecto teflón” el cual consistía en la capacidad de tenia Uribe de mantener una imagen favorable por parte de la opinión pública indiferente si  su mandato atravesaba por una buena  o mala época.

Uno de los primeros eventos  en el que  se evidencio dicho efecto  fue   la muerte  en la operación de rescate del ex gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria junto a  el ex asesor de paz Gilberto Echeverry Mejía  y 8  soldados , los cuales fueron fusilados por las FARC  con el fin de evitar su liberación.

Pese a que gran parte de la población entre ellos los familiares de los secuestrados se manifestaron contrarios a los operativos  de rescate por temor a resultados como el que desafortunadamente se presentó. El entonces Presidente   Álvaro Uribe  reconoció su error y asumió su responsabilidad frente al suceso. Pero  contra todo pronóstico la imagen del presidente  salió  fortalecida de este suceso, ya que  el país percibió que tenía por primera vez en muchos años un líder que pase lo que pase siempre daría la cara y eso era algo en lo cual el país se sentía desamparado.

 

Buscar